Andrés Anwandter: “Una gran fuente de lenguaje son los medios”

Fuente: LaTercera.com

Destacado autor de su generación, el valdiviano obtuvo el Premio Pablo Neruda de Poesía Joven.

Vive hace algunos años en la ciudad de Bristol, Inglaterra. Allí trabaja como inspector de una escuela primaria, mientras avanza en un doctorado en Educación.

Andrés Anwandter nació en Valdivia, en 1974. Dos décadas más tarde llegó a Santiago para estudiar Psicología. Por esos años entró al taller de poesía de la Fundación Pablo Neruda e hizo amistad con quienes son su generación, escritores que ahora bordean los 40 años, como  Alejandro Zambra, Leonardo Sanhueza y Kurt Folch.

Con 22 años publicó su primer libro, El árbol del lenguaje en otoño. Le siguieron Especies intencionales (2001), Square poems (2002), Banda sonora (2006) y Amarillo crepúsculo (2012). En este último escribe: “Quisiera poder escuchar/ sin aparatos el soplo/ de mi hijo/ entender sus exámenes/ también/ pero antes que nada/ poder distinguir a distancia/ entre todos los ruidos/ del departamento/ su corazón diminuto/ latiendo sin pausa/ con el tabique perforado”.

Incluido en antologías y elogiado por la crítica, la semana pasada Anwandter recibió el Premio Pablo Neruda de Poesía Joven 2014. Los jurados, entre ellos Pedro Lastra y Juan Antonio Massone, destacaron “su sobresaliente figuración dentro de su promoción, como también el carácter experimental de su escritura y el sentido crítico que recorre su obra”.

Desde Bristol, el poeta aterrizó en Chile para recibir el galardón, creado en 1987, y obtenido por autores como Gonzalo Millán, Raúl Zurita, Malú Urriola y Germán Carrasco, entre otros.

“Fue una gran alegría ganar este premio muy prestigioso, un estímulo y también una manera de reconectarme con Chile. Una invitación a entenderme como parte de la tradición poética nacional, si es que existe algo así”, dice el poeta y se refiere al autor de Canto general.

“No soy un gran nerudiano, y no conozco bien las nuevas generaciones. Pero creo que la poesía de Neruda hay que leerla, no toda, pero sería una tontera prescindir de ella. Quizás la tarea es inventar nuevas formas de abordarla”, agrega.

Una antología de su producción saldrá en octubre con selección de Alejandro Zambra, bajo el sello Alquimia, e incluirá material inédito. Actualmente, dice, “recojo frases que me interesan sobre todo por su sonoridad, y luego elaboro algo en torno a ellas. Para mí, una gran fuente de lenguaje son los medios, por lo que siempre se cuela mucho de la contingencia en lo que escribo… Ahora me interesa cada vez más el sonido del lenguaje. Y entiendo la poesía como una educación del oído”.

Dejar un comentario?